EL OLOR por José Andrés Hidalgo

el olor

Hacía poco tiempo que el olor había ganado en intensidad y ahora resultaba nauseabundo… No tardaron en llegar los técnicos y desde arriba, en el exterior, empujaron con una larga pértiga a través del orificio. En ese preciso instante los que estaban aguardando en el interior, pudieron ver cómo caían desde arriba, un tren de madera y un peluche, sobre las cenizas de la chimenea…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s