Masacre a medianoche por Rain Cross

—¿En serio te vas a comer todo eso tú sola? —Judith la miraba extrañada.

Karen había pedido dos hamburguesas, patatas fritas grandes y después querría postre. Su amiga Judith, en cambio, cenó un sándwich vegetal  y una limonada, por lo que acabó su cena en diez minutos. Karen estaba acostumbrada a comer en grandes cantidades cuando salía fuera, ya que su menú diario consistía en algo de verdura y carne a la plancha.

—Si lo he pedido, es que puedo con ello —contestó Karen, guiñando uno de sus ojos marrones.

—Está bien —Suspiró. Judith se puso un mechón de cabello oscuro tras la oreja izquierda—. Pues como te iba diciendo, después del cine podrías quedarte a dormir a mi casa, así no tienes que coger el coche.

—Me parece buena idea —Karen dio un gran mordisco a su hamburguesa— Menos mal que lo aparqué al lado de tu casa. —Miró el reloj— Vaya, la peli empieza en 30 minutos. —Empezó a engullir la comida rápidamente.

Quedándose sin postres por la demora, fueron directas a la taquilla del cine.

Dos para “Masacre en el paraíso”, por favor —Karen miró a su alrededor haciendo que su larga cabellera emitiera destellos dorados— Qué bien que no haya cola. Sigue leyendo