El último tren a Londres por Germán Prados

tren.jpgSí, fue el último, volvía de Liverpool de visitar a un amigo enfermo.

Había emigrado a Inglaterra porque estaba convencido de que en los países anglosajones se vivía mejor. El “llamado como fuera”… –bueno, se llamaba Enrique, pero quería que le dijéramos “Enrich”… me daba igual, cada uno marca sus destinos como mejor provee.

Enrich, había estado en los Estados Unidos, haciendo múltiples trabajos, desde camarero de cruceros, hasta capataz de chimeneas de embarcaciones. Curiosamente, debajo de los suburbios, en las fosas sépticas, donde había nada más que ratas, según me cuenta.

Creo, a ciencia cierta, que la mitad de lo que contaba era mentira, una cuarta parte se lo callaba y la otra era lo que en realidad pasaba. Verdaderamente un somormujo(*) de cuidado.

Parece ser que, cuando avistamos Liverpool y llegué a su casa, me recibió con cierta frialdad, cruzamos las manos y me quedé puesto con el abrazo; tuve que hacer un ademán para que notara que no deseaba abrazarlo.

La visita fue breve, y me quedé con las ganas de visitar Peny Lane, el lugar célebre de The Beatles. Iba para un par de días, y no es mentira eso del clima inglés. Hubiera preferido ir a Escocia a visitar sus castillos, su whisky y sus bellos paisajes. Iba a lo que iba. Ya me iba pesando no ir.

Era uno más del club de la poesía. Compañero de vinos al salir del instituto, pues aunque parezca una herejía mezclábamos el vino peleón con la Coca-Cola. ¿Qué tiene de malo? 

Ya preparando la vuelta a Londres, para coger el avión rumbo a Madrid, estaba inquieto. No sabía cómo decirle que tenía que marchar, y tampoco yo tenía ganas de volver.

Sería por este tiempo, hace cuatro años, terminando el mes de octubre. En su casa, había una estufa de leña en el hueco de la chimenea, y por eso daba tanta pereza salir a la calle, a la street. Me preguntaba a mí mismo si cogería el último tren a Londres.

Y así fue. Apurando los últimos sorbos del follazas(**), me comí un trozo de mortadela con mantequilla, que me dieron ganas de ir a su peculiar W.C. No lo cuento, porque tanto al comerlo como al contarlo, me dan ganas de echar algo por la boca, que tiene un nombre muy feo para una breve historia.

Y… que pierdo el último tren a Londres.

Tuve suerte, llegué al andén y salté de soslayo, consiguiendo hacerme un hueco en una butaca vacía frente una chica de Badajoz  –¡Qué suerte la mía! 

Para mis adentros pensé: Por la cara, ésta tiene que ser española, y por la sonrisa aun más. ¡Vaya con el tren de Londres!

-“Ya existen trenes modernos, no los que había antes”, me comentó la chica de Badajoz, viéndome apurado. Le solté una sonrisa. 

La “pesadilla” del último tren a Londres, había terminado, sobre todo por ir con esta grata compañía. Pensar que podíamos haber llegado tarde los dos.

Llegué a Londres, pero ella se quedó allí. Fui directo al aeropuerto pero nunca olvidé aquella noche fría y gris. Lo que sí sé, es que dio la casualidad de que estaban poniendo esta canción (¿sería cierto?).

 

(*) Somormujo: Según el diccionario andaluz: Vulgarmente mosquitamuerta, suavón, persona de apariencia bonachona que si no te la da a la "entrá" te la da a la "salía" .
(**) Bebida típica de la tierra granadina resultante de mezclar vino dulce y gaseosa.
Anuncios

2 comentarios en “El último tren a Londres por Germán Prados

  1. No tengo palabras, para expresar la emoción que siento por ver publicado mi relato en este blog, es ver salir a luz en un medio escrito, mi modesta creación literaria, en relación a un sueño que abrigaba desde niño: El sueño de escritor. Gracias a MoRius, por unirme a la lista de tan grandes personas, muchos de ellos, amigos en las redes, y brillantes escritores.

    • Estamos encantados, Germán, de que por fin, te hayas unido en esta aventura de pescar palabras para crear historias que, por un momento, nos lleven lejos… quizás a Londres y/o a otros muchos lugares. Emociones, aventuras, en definitiva, relatos. Gracias y bienvenido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s