Hermano Lunar por Adrián Troncoso Rodríguez

lunaSonó una música estridente. A continuación, una pegadiza canción daba la bienvenida en 27 idiomas diferentes. Tras la cabecera, comenzaba el programa.

El Canal internacional Channel Mondiale TV (ChM TV) arrasaba en audiencia en todas las franjas horarias en su primera edición de “Hermano Lunar”. La cadena, propiedad desde 2.066 de una importante operadora multinacional de telefonía móvil, emitía para todos los lugares del planeta.

Eran doce participantes: seis hombres y seis mujeres, provenientes de doce países diferentes. Habían sido seleccionados tras un cuidadoso casting. Se embarcaron en un transbordador espacial rumbo a la Luna. Los concursantes convivían en el viaje de ida, en el alunizaje y posterior regreso de la expedición. En el modo de pago, la emisión era ininterrumpida las 24 horas del día. Los trajes especiales, al igual que toda la aeronave, iban provistos de cámaras y el espectador podía elegir la visión de su concursante favorito. Todo sin censura.

Un interesante viaje espacial, donde los participantes iban acompañados por la tripulación de astronautas y los miembros de la ChM TV, para solventar cualquier problema técnico. Al final del programa, una pareja y solo una, resultaría ganadora de la impresionante cantidad de 100 millones de Eurodólares (una décima parte del presupuesto del estado Ibérico) y capital suficiente para entrar en el top 100 de la lista Forbes de la noche a la mañana.

Desde Roma, el veterano productor Giusseppe Presstio, controlaba la emisión mundial. Un equipo de más de cuatro mil personas trabajaban desde los estudios centrales para el programa, que emitía cortes en abiertos: 08:00-08:15, 15:00-15:15, 21:00-21:15 y el especial nocturno de 22:00 a 24:00. Los más prestigiosos profesionales de la televisión, de la imagen y del sonido de todos los países, habían sido reclutados para los 100 días de emisión del más espectacular reality jamás ofrecido. En los principales Estados independientes, países, Corporaciones Federales, Freetax y Estados, la cadena disponía de una delegación con presentadores locales.

Las expectativas más optimistas se quedaron cortas con respecto a la repercusión del programa. La millonaria inversión presupuestaria había quedado amortizada al octavo día de vuelo del “Hermano Lunar”. La modalidad de pago logró 79 millones de abonados. La emisión en abierto pulverizaba registros y los contratos publicitarios se disparaban. El merchandising del programa rompía stocks y los detectives contratados por la cadena luchaban con mano de hierro contra las imitaciones que se colaban en el mercado.

La vida entera de los países civilizados giraba en torno a “Hermano Lunar”.

Aquella noche, en su emisión de las diez de la noche, se eliminaría al último concursante. Nuestro país era un hervidero. Solo quedaban tres: la coreana Tsine Lue, apodada la “geisha”, una simpática joven que supo ganarse la simpatía del público asiático con sus variadas habilidades. El afroamericano Peter Dowls, fornido camarero de comida rápida, capaz de bromear en cualquier situación. Y el estudiante asturiano Lucas Fortrán. ¿Quiénes se llevarían los cien millones de eurodólares?

Lucas había logrado conectar con el público hispano con su mezcla de candidez y socarronería. Ingenuidad que rompió con una concursante australiana eliminada semanas antes, en aquella mítica “relación sexual sin gravedad” que siguieron millones de personas.

La familia de Lucas, de un barrio humilde, estaba en directo en el plató de Madrid esperando el veredicto del programa estrella de la ChM TV.

La nave, que había alunizado hacía dos meses marcaba el último tramo de regreso a La Tierra, en el último día en el espacio. Mañana tenía programado aterrizar en la isla – estado (Freetax) propiedad de la multinacional.

La música estridente de la cabecera silenció el planeta. Y tras gran parsimonia y cortes publicitarios, dijeron el nombre del perdedor: LUCAS FORTRÁN.

El chaval rompió a llorar mientras sus dos contrincantes, Peter y Tsine, saltaban de alegría al saberse ganadores y millonarios.

En el estudio de Madrid, la madre del muchacho clavó las rodillas en el suelo inmóvil mientras que su padre bajó la cabeza y se cubrió el rostro con las manos.

Las calles quedaron paralizadas mientras todo el mundo veía el programa en los diferentes medios.

En la central de Roma, el asistente sanitario advirtió a Giusseppe que las pulsaciones de Lucas se habían disparado. Le ofreció la posibilidad de sedarlo. Pero el magnate de la Tv negó con el índice.

Dos operarios de ChM TV, ataviados con traje de astronauta totalmente negro donde solo se distinguía el logo del canal, entraron en el habitáculo principal de la nave. Se acercaron al estudiante que minutos antes soñaba con riquezas y fama para sacarlo de la estancia principal donde todo el protagonismo debía ser para los ganadores.

Lucas se resistió y ambos lo asieron con fuerza por los hombros. El forcejeo fue leve.

Entraron en un compartimento estanco. Allí no había grabaciones. Y la cámara del traje de Lucas había quedado momentáneamente anulada. Los astronautas del traje negro con el logo del canal de televisión abrieron una compuerta.

Lucas volvió a resistirse, pero los dos “gorilas” cósmicos lo redujeron fácilmente colocándolo al borde de la escotilla para ser expulsado al abismo espacial.

Giusseppe dio instrucciones de reactivar la cámara del concursante eliminado. Redujeron el sonido de su agitada respiración mientras veía alejarse la nave, a la vez que contemplaba por última vez el pequeño planeta azul a millones de kilómetros.

MÚSICA ESTRIDENTE:

¿Quieres ser la persona más rica y famosa de tu entorno? Participa en el casting para la próxima edición de “Hermano Lunar”. Doce concursantes y una misión espacial… TODO o nada!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s