FATAL LOVE por MoRius

ahogo.jpgLa perfección de su piel dañaba mis ojos. La sinuosidad de sus músculos, bien torneados al sol, provocaban oleadas de fuego en el interior gélido de mi deshabitado vientre.

Nunca se fijaría en mí.

Por eso, tomé la decisión más importante de mi vida. Lo sería,  porque mi propósito era transformarla ya de una vez, y la visión de este cuerpo masculino deslizándose por el borde de la piscina azul, fue superior a mi desidia, a mi monotonía, a mi soledad.

Cuando me tiré al agua, no pensaba que la frialdad húmeda penetraría tan rápidamente a través de mis poros. Mis sentidos se congelaron, mi mente se nubló. Nunca aprendí a nadar, no lo consideré importante.

Tampoco acerté con mi “Adonis”. Era tan guapo como incompetente. Aquel socorrista no hizo bien su trabajo, pendiente como estaba de hidratar con crema bronceadora sus bíceps dorados.

Y ésta ha sido mi única historia de amor.

Salvaguardada por un socorrista hermoso, acabé en el fondo de aquella piscina. Fría, sola, muerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s