Donde reside la mirada: Parte II -El amor- por Florent Santos

Imagen¿De qué color es el amor?…. del color de tus ojos.

De todas las emociones y todos los sentimientos que residen en la mirada, es el amor el más puro. Es tan intenso que tan solo de su propio brillo es capaz de iluminar toda una existencia.  Basta con mirar a los ojos a una persona enamorada para enamorarse de su mirada. Es tan bella la firmeza de su intensidad que basta con cerrar los ojos para recordarla eternamente.

Es la luna llena, plata en la noche. La existencia más dulce y más exquisita. Más inconsciente y más despreocupada. Porque es amor, y el amor no importa, no tiene nada que explicar, sino su propia e inexplicable razón de ser.  Esa es el gran gozo de sentir el amor, pero es también el de demostrarlo. Aún sin quererlo, es el amor el que reina en nuestra mirada, cuando los ojos buscan desesperadamente la mirada confidente, la mirada cómplice… la mirada enamorada. Ojos que enamoran al enamorado, sueñan cada segundo con otros ojos, que no son pupilas, son cielos infinitos y profundos, llenos de estrellas de pensamientos, llenos de luceros de ilusiones.

Es el corazón en el iris del tiempo eterno, la dulzura de la gratitud y la felicidad del siempre ser. Cuando unos ojos están enamorados, desean por siempre permanecer en ese maravilloso estado, una eterna niñez en el país de nunca jamás; una eterna felicidad en el país de los corazones diapasón. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s