UN ÁNGEL CON LAS ALAS ROTAS por David G. Panadero

ImagenA Arancha, para que sus bellas alas no pierdan jamás una pluma.

Se dice que los ángeles no tienen sexo, pero Mariana sabe que sí; sus alas fueron cortadas hace ya muchos años, ni siquiera ella misma recuerda cuánto tiempo hace.

Al principio prefería mantenerlo en secreto; era un secreto que la avergonzaba. Comenzó usando gafas de sol incluso de noche, y llevando los brazos cubiertos. No quería que nadie percibiera sus estigmas. Sentía repulsión hacia su propio cuerpo, en otros tiempos estilizado y armónico. El descuido la hizo engordar cada vez más, y del armario no sacaba más que un chándal amplio y camisetas raídas.

Hasta que un buen día rompió con todo, y se puso en manos de profesionales. Ni la medicación la ayudaba a conciliar el sueño; se eternizaba frente al televisor, observando pasivamente los absurdos espacios de tele-tienda, mientras la sonrisa de sus labios se transformaba poco a poco en un rictus de desprecio, no hacia nada en particular, simplemente desprecio.

Lo peor eran las terapias de grupo. Allí se encontraba con más muchachas mancilladas que parecían carecer de personalidad. La terapeuta las obligaba a afrontar la situación, a odiarse a sí mismas, a enfrentarse unas a otras, a “reaccionar”, según decía.

Recomendaban la práctica de algún arte marcial como forma de desahogo. Allí Mariana parecía salir de su mutismo y sublimar sus conflictos mediante fuertes descargas de adrenalina.

Ella lo sabía: era un ángel, a pesar de tener las alas rotas. Quizás el tópico fuese cierto; los ángeles no tienen sexo. Mariana ya no sentía impulsos en ese sentido; quizás nunca los hubiera percibido. Le gustaba pensar en sí misma como una criatura celestial, imaginarse el ángel portador de la espada de un Dios colérico.

Desde pequeña la educaron para sentirse culpable de los errores ajenos. Pensó que, tal vez, acabando con todo, cruzaría por fin las Puertas del Cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s