Pesadilla por MoRius

Imagen

-“Hoooolaaaaaa?”
Intento abrir la puerta blanca. No entiendo nada.

Escribía mi blog, sentada en casa, viendo a mi tía ayudarme con la plancha. Contestaba a mis amigos, explicándoles mi baja y, de repente, me encuentro atrapada en esta habitación aséptica y fría, con olor a lejía impregnando las sábanas…  ¿qué hago yo aquí?

Instintivamente, me toco la tripa: ¡No está!

Me estoy empezando a marear… el pulso me late aceleradamente, y empiezo a acalorarme… últimamente estoy familiarizada con los síntomas, me ha pasado unas cuantas veces durante estos últimos meses. Agobiada, se me nubla la vista…

Cuando vuelvo en mí, nada ha cambiado. Sigo en la habitación blanca y estoy helada. Y el bebé no está. No sé qué hacer, totalmente desorientada, empiezo a llorar.

Alguien con bata (¿un enfermero?) abre la puerta y me saluda, me pide que le siga.
¿Un enfermero? ¿dónde estoy?

Le sigo a través de pasillos y habitaciones, subimos en un ascensor igual de frío y aséptico que las habitaciones, aunque ahora no huele a lejía sino a rancio. Llegamos a un despacho gris y nos recibe un señor.

Estoy tan estupefacta que no puedo pronunciar palabra y dejo, mansamente que, el que parece un enfermero, me agarre del brazo y me siente en un sillón, mientras que el hombre del despacho gris comienza a hablarme.

– “¿Cómo estás?”- me dice.
Incapaz de articular palabra, creo que estoy en un sueño, una pesadilla. Si oigo mi propia voz, me asustaré aun mas.

-Me dicen que hoy estás mejor, quería verte y que me contaras cómo te sientes.
-¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí? ¿He tenido a la niña? ¿Ha habido algún problema?
– Lidia, tú nunca has estado embarazada o ¿es que no lo recuerdas?
– …
-En realidad, tú no puedes tener bebés…
-No entiendo lo que dice… yo estoy embarazada de seis meses y medio, me acaban de dar la baja porque estaba teniendo contracciones, no estoy loca, no me lo he inventado.
-No es exactamente una locura, pero tu mente te ha jugado una mala pasada, ya hemos hablado de ello en otras ocasiones o ¿no lo recuerdas?
-No sé de lo que me está hablando.
-No pasa nada, lo aclararemos tantas veces como tu mente lo necesite. Has creado un universo de ficción, un conjunto de conceptos, historias, personajes y poblaciones ficticias que funcionan como un todo homogéneo y cohesionado.

Tu mente ha diseñado una dimensión paralela y la ha mantenido viva todo este tiempo, en tu cabeza realmente han pasado las 28 semanas de tu embarazo y todas las circunstancias que lo rodean se han sometido a ello: tu trabajo, tus amigos, tu marido, tu cuerpo… pero nada de eso ha ocurrido, TODO lo has fabricado TÚ en un intento de huir de tu propia realidad, es decir, tu imposibilidad de concebir.

-Pero ¿qué me está contando? Mi cabeza va a estallar. -Yo estaba hace diez minutos en casa, con mi ordenador…
-Lo siento Lidia, pero esa no es la verdadera realidad, es lo que tu mente logra que creas.
-Entonces… todo lo que ha pasado desde julio, el positivo del test, las ecos, los análisis, la amnio, la alegría compartida de todos, los cambios de mi cuerpo, el sentir a la pequeña Ana… todo eso… ¿no ha sido real?
-No, lo siento, la realidad es que cuando empezaste a creer en esta otra dimensión alternativa a tu medida, te tuvieron que ingresar aquí pues no eras capaz de sobrevivir ahí fuera.
-Dios…

El enfermero entró en el despacho y con un gesto consiguió que me levantara y le acompañara de vuelta a la habitación. Mientras yo, no entendía ni creía nada.

Entré en la habitación blanca y me senté en el filo de la cama con las sábanas olor a lejía.

-“¡No está pasando!, ¡¡¡NO ESTÁ PASANDO!!! …ahora me despertaré y volveré de nuevo a mi vida, a mi casa, a mi blog… esto es solo un mal sueño…

…de hecho la puerta ya no es blanca, la puerta es marrón y cuando la atraviese, volveré a mi auténtica realidad… sí…, ¡eso es!, estaré al lado del mar, con mis 18 años recién cumplidos, bajaré a la piscina donde me aguarda la pandilla, nos bañaremos y luego nos subiremos a casa a cambiarnos para salir por la noche….

…solo he de atravesar la puerta…

…y estaré de nuevo en casa.

Fotografía: www.elnuevodiario.com.ni

Anuncios

4 comentarios en “Pesadilla por MoRius

    • Preciosos adjetivos! todo un placer y un honor que visites este blog que recién comienza, lo sigas y nos enriquezcas con tus comentarios. Bienvenido, es tu casa. Y si te animas, y tu estupendo blog te lo permite, mándanos algo para colgar, que sea un poco mas personal y menos de socialmedia. Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s